miércoles, 18 de agosto de 2010

El Destino

El Destino... ¿Cómo podemos hablar del destino?.. es difícil hablar de algo que no sabemos que es, es como cuando le preguntan a un sacerdote sobre Dios, nadie sabe que es ni como actúa, el sólo sabe que lo ama con todo su ser, así somos nosotros.. amamos el destino porque creemos tener la habilidad de controlarlo. Según Wikipedia, lo define de esta manera "Es el poder sobrenatural que, según se cree, guía las vidas de cualquier ser de forma necesaria y a menudo es fatal, es decir, inevitable o ineludible. En la cultura occidental la mayoría de las religiones han creído en formas de destino, especialmente relacionada con la predestinación. El destino es un camino con distintas direcciones." Interesante el hecho de que sea inevitable.. o sea que cualquier cosa que yo haga o deje de hacer.. mi destino siempre decidirá por mi.. no estoy de acuerdo, porque entonces el destino es patético, de que me sirve esforzarme estudiando, matarme 5 años en la universidad, hacer postgrados, cursos y doctorados.. si siempre va a haber una fuerza "sobrenatural" que dominará mis actos.. al menos que.. esa fuerza sobrenatural.. seamos nosotros mismos.. ahí la cuestión si tiene sentido.. es inevitable e ineludible.. que todo lo que hagamos tenga una consecuencia.. ya sea buena o mala, pero la tiene.. y me parece que es la manera correcta de decir que el destino no existe.. el destino lo hacemos nosotros mismos.. con nuestros actos.. y en realidad lo quiero relacionar con Dios, porque es la comparación mas exacta que logro obtener.. y me disculpan los que no están de acuerdo, pero no se han dado cuenta.. que nosotros siempre que algo nos sale mal buscamos la manera de achacarle la culpa a terceros, ya sea una amiga, un hermano.. o Dios.. he visto muchas veces esta situación "Dios por qué me haces esto".. ¿Están seguro que es Dios el culpable o son ustedes mismos?.. a veces es bueno hacer esa reflexión ya que muchas veces la gente sólo busca de Dios cuando están mal, sólo culpan al destino cuando están mal, ahora, los olvidan cuando están bien.. por ejemplo:
-¿Qué tal men como te fue en la prueba?
-Bien chamo, me fue muy bien..
el otro amigo le comenta de manera irónica..
-Gracias a dios me imagino..
-A dios?.. si no hubiera estudiado toda la noche no hubiese pasado.. dios no tiene nada que ver en esto..
Entonces Dios no tiene nada que ver en nada en tu vida, y el destino tampoco.. pero si el hubiese aplazado esa prueba estoy totalmente seguro que le hubiera pedido a Dios que lo ayudara a que el profesor le de los puntos que le faltan para pasar... me estoy extendiendo demasiado para el punto al que quiero llegar. En fin, tanto Dios como el Destino.. ambas materias sobrenaturales desconocidas por todos.. pero a su vez.. vividas por todos.. no tienen control en tu vida, no te afectan en ningún sentido.. es hora de que entiendan.. de que eso al que llamamos destino.. es el instinto que tenemos al tomar decisiones y esas decisiones son las que harán de nuestro futuro.. un mejor porvenir.. o un pésimo horizonte. Afronta tus miedos y hazte responsable de tus actos.. y notarás que todo tiene un lado positivo y que tú y sólo tú puedes decidir en tu vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada